• Todo Mascota

¿Por qué a los gatos les gustan las cajas de cartón?

Cajas de carton y gatos

Los gatos son las mascotas más curiosas, no entendemos porque le compramos un juguete súper chulo, o eso nos parece a nosotros y cuando se lo damos no le hace ni caso, pero en cambio esa bolsa en la que venía el juegue, se convierte en su mayor tesoro.

Nos pasamos horas e incluso días buscando una cama para él y después de todo el esfuerzo, el gato duerme en la caja en la que venía la cama. Da igual como sea la cama, como sea el juguete y el dinero que te gastes, si hay una caja por medio nuestro gato elegirá la caja antes que cualquier otra cosa, lo que nos hace plantearnos la pregunta: ¿Por qué a los gatos les gustan tanto las cajas?

Existen varios motivos que hacen que los mininos se vuelvan locos con las cajas, la mayoría se deben a su instinto salvaje innato, ese que hace que incluso los gatos domésticos se comporten como lo harían en libertad.



gatos y cajas
Entre las razones más relevantes encontramos:

1. La Curiosidad, todos los que tienen un gato en casa, saben que son curiosos por naturaleza, les gusta investigar y ver lo todo, siempre quiere oler y meter la cabeza dentro o cerca de aquellas cosas que le parezcan interesantes, y si una caja para ellos es interesante.

2. El escondite, por su instinto de supervivencia, aunque tu gato no sepa lo que es la naturaleza, tienden a esconderse para protegerse de sus depredadores, por eso les gusta tanto las cajas, especialmente para dormir, porque se sienten mas protegidos de sus posibles depredadores.

3. Instinto de cazar, como ya hemos dicho antes, los gatos son curiosos, por lo que las cajas les permite observar sin ser vistos, permitiéndoles acechar a su presa, en este caso suele ser un juguete o una luz llamativa. Y llegado el momento lanzarse por ella.

4. Temperatura, nuestros gatos son unos frioleros, y porque decimos eso, fíjate en él y te darás cuenta que siempre buscan los lugares cálidos para tumbarse, por esa razón les gustan las cajas, son lugares donde el calor se retiene bien y además les permite hacerse unas bolas peludas dentro de ellas.

5. La caja, debido al material con el que están hechas, los gatos las pueden morder, arañar, dejar su olor, es un todo en uno, donde poder dejar su aroma, sus marcas… Si aunque tienen su rascador para ellos, solo por llevarte la contraria, ellos prefieren la caja al rascador.

6. Estrés, las cajas les reducen el estrés y les ayuda a adaptarse más rápido a un ambiente nuevo, ya que la caja, le proporciona un lugar propio donde poder relajarse de todo lo de su alrededor.


Por estas y alguna que otra razón más, a nuestros gastos les encantan las cajas, asique ya sabes pon una caja de vez en cuando y tu gato será el gato más feliz del barrio. Si adoptas un gato, pon alguna que otra caja por casa, para que tu gato tenga su rincón privado y facilitarle la adaptación.

0 Comentarios

Deja tu comentario