• Todo Mascota

LEISHMANIASIS EN PERROS

Como ya nos encontramos en primavera, te habrás dado cuenta de que cada vez hay mas anuncios de collares antipulgas o pipetas que protegen a tu perro contra la leishmaniasis, pero ahora nos pueden asaltar las siguientes preguntas ¿sabes que es eso?, ¿cómo afecta a nuestra mascota?, ¿puede ser contagioso o mortal? Vamos a intentar ayudaros con estas preguntas.

¿Que es la leishmaniasis?


Es una enfermedad grave y muy frecuente de la que tenemos que estar alerta y tomar siempre precauciones con nuestros perros para que no se puedan contagiar.
Es una enfermedad que transmite el mosquito Phlebotomus, mediante su picadura es cuando se produce el contagio. El mosquito puede picar a un perro infectado ya de leishmaniasis, absorbiendo parte de este parasito y al picar al siguiente perro, es cuando produce la transmisión del parasito. Estos mosquitos se dan sobretodo en regiones del mediterráneo y tropicales o subtropicales. Las épocas de más contagio son a finales primavera y otoño, aunque cada vez se está adelantando más e incluso llegando a más regiones.
Los parásitos se multiplican en las células blancas de la sangre del perro, las encargadas de la defensa del organismo, dejándolo desprotegido. El tiempo entre la infección y la aparición de los síntomas, puede ser de varios meses.

Tipos de leishmaniasis


Existen dos tipos de infección la cutánea y la visceral.
1. Cutánea, afecta principalmente a la piel y al pelo del perro, suele ser la más frecuente.
2. Visceral, ataca a los órganos vitales del perro.
Recuerda que el riesgo de muerte por leishmaniosis en el perro existe si no recibe tratamiento, por las complicaciones que surgen en hígado o riñones. Con tratamiento, ya de por vida, el perro puede llevar una vida normal.


Síntomas


Los síntomas en cada tipo de leishmaniasis son distintos. Ten en cuenta de que tarda un tiempo en manifestarse, asique si ves algún síntoma, lo mejor es acudir al veterinario.

Síntomas cutánea:
Los síntomas de este tipo son claramente visibles.
o Piel seca y quebradiza en la nariz y almohadillas de las patas.
o Uñas con crecimiento muy rápido y quebradizo.
o Descamación de la piel alrededor de los ojos y la nariz y costras.
o Inflamación de ganglios.
o Perdida de pelo y úlceras.
o Perdida de brillo en el pelo y descamación de la piel.

Síntomas visceral:
Sus síntomas no se pueden ver tan bien como los de la cutánea, pero esta puede resultar mortífera.
o Vómitos y diarreas injustificadas.
o Pérdida de apetito y peso.
o Apatía y falta de ganas por realizar paseos, ejercicio o juegos.
o Tristeza, lloriqueo y dolor estomacal.
o Sangrado en la nariz.

Prevención


Ahora que ya sabemos que es y cómo afectaría nuestro perro, vamos a ver cuáles son los métodos para prevenir la enfermedad.
1. Vacunas, es importante que vacunemos a nuestros perros, para ello acude al veterinario que te aconsejara sobre ella.
2. Para prevenir que los mosquitos piquen a nuestros perros, podemos utilizar collares o pipetas, que además de prevenir las picaduras de mosquitos, también eviten que se vean afectados por las pulgas y garrapatas, déjate asesorar por los expertos de las tiendas de mascotas, sobre la mejor opción para tu perro.
La leishmaniasis no es algo para tomar en broma, es algo que debemos de tener muy en cuenta, para la vacunación, para asesorarnos sobre las medidas de prevención, en caso de que creamos que nuestro perro está infectado, para todo esto, SIEMPRE SIEMPRE, VE AL VETERINARIO.

0 Comentarios

Deja tu comentario