• Todo Mascota

¿Debemos bañar a nuestro gato?

Baar al gato

Tenemos la idea preconcebida de que los gatos tienen odio extremos al agua y que por ello lo del baño queda descartado. Pero los gatos son animales extremadamente limpios, que les gusta acicalarse continuamente, y que si acostumbramos desde pequeños al agua, llegaran no solo a aceptarla sino a encantarles el momento del baño.
Pensamos que no hace falta bañar a nuestro gato, ya que ellos hacen ese función lamiéndose con su lengua, o que al ser caseros y no entrar en contacto con nada que les pueda llegar a ensuciar realmente. Por lo cual se nos plantean varias preguntas
¿Necesito bañar a mi gato?

Los gatos son nuestras mascotas, animales domésticos que necesitan su aseo, aunque ellos se realicen su propio aseo, hay veces que no hay nada como una pasada por agua para encontrar a nuestro gato debajo de toda la suciedad.

¿Se puede bañar al gato?

Los gatos se pueden bañar a partir de los 2 o 3 meses de edad, antes podría resultar peligroso para su salud debido a que son todavía frágiles y se pueden resfriar fácilmente, por lo tanto requiere mucho cuidado a la hora de bañar un gato pequeño.

¿Cada cuanto se baña al gato?

Al ser nuestros gatos caseros, la necesidad de bañarles no es muy habitual, con una vez al mes les sobra, a no ser que por algún raro accidente, que nos suponga darles un baño.

¿Cómo se baña al gato?

Sobretodo algo muy importante que debes de tener antes de bañar a tu gato, es mucha paciencia, piensa que puede ser una ocasión de estrés para él, o puede resultar toda una locura.
Que tenemos que tener claro que hace falta en un baño. Primero hay que ponerles el agua tibia. Pon una alfombrilla y para que no se resbale con las uñas. Necesitas un champú especial para él, no vale tu champú, ya que no son buenos para su piel.
Mientras se baña evita el contacto del agua con las orejas y los ojos así disminuirá la probabilidad de que desarrolle infecciones a posteriori. Comienza poco a poco a mojarlo y cuando ya esté entero enjabónalo y deja unos minutos que actué, después acláralo con abundante agua. Ahora toca el secado, con una toalla y mucho cuidado y cariño le vamos secando poco a poco, puede probar a utilizar un secador, aunque el ruido no les suele gustar mucho.
Cuando hayas conseguido que esté totalmente seco y tranquilo, puedes darle un último cepillado para que su pelaje resulte brillante y uniforme.

Al agua gatos
Para obtener todo lo que necesitas, no hay nada mejor que dejarte aconsejar en una tienda para mascotas, ellas tendrán todo lo que necesitas. Y si tienes miedo de no hacerlo bien o de hacerle daño o de dejar el baño patas arriba, tienes la opción de llevar a tu gato a una peluquería felina, nada como unos expertos, para encargarse del baño de tu gato.

0 Comentarios

Deja tu comentario