0 272

Una mascota NO es un juguete


En las fechas en las que nos encontramos, mucha gente estará pensando en adquirir una mascota, este paso es muy importante, no debemos de olvidar nunca que una mascota no lleva pilas, por lo tanto no lo puedes apagar cuando te canses o cambies de idea. La gente que quiere incorporar una mascota en su familia debe de estar seguro del paso a realizar y de todo los deberes y responsabilidad que conlleva tener una mascota en casa, da igual del tipo que sea, desde un perro o un gato a un pájaro una tortuga o unos pececillos. Todos necesitan tener su sitio en casa, tienen que ser alimentados, cubrir sus necesidades de higiene, cada uno a su manera, limpiar la pecera, cambiar la arena al gato, lavar al perro… Tenemos que recordar que cuando marchemos de viaje tenemos un ser vivo que depende de nosotros y en ese momento NO va a desaparecer por arte de magia. En estas cosas y más, debemos de pensar antes de tener una mascota.

Pero también tenemos que pensar, que esa mascota nos va a recompensar con su compañía, con sus juegos, con sus mimos (cada uno a su manera), todas nuestras atenciones y preocupaciones.
Por ello antes de tener la mascota, hagamos un cuestionario, para comprobar si podemos tener una mascota.
1. Queremos una mascota porque? Nuestro hij@ o herman@ quiere una mascota porque está de moda, porque la tiene un amigo o famoso, es un capricho o en verdad queremos una mascota.
2. Podremos hacer frente a todos los gastos que va a ocasionar la mascota, desde incluso antes de que llegue a casa? Ya estamos seguros que queremos una mascota y no un juguete, pues empecemos con todos los preparativos para ello. Tienes que pensar que va a tener un gasto de veterinarios, de comida, juguetes, licencias…
3. Tendrás tiempo para ocuparte de ellos? Vale que si adquieres unos peces, tortugas o un reptil no necesitan mucho tiempo, pero ojo! Aun así tienes que dedicarles un tiempo todos los días, por poco que sea el tiempo necesario, para cubrir sus necesidades. En el caso de otras mascotas como un perro o un gato, tienes que dedicar tiempo a jugar con ellos, a salir a pasear y hacer ejercicio, y eso tiene que ser todos los días, estés cansado, muy ocupado, haga frio o llueva.
4. Estas preparado para asumir todos los inconvenientes o problemas que ocasione tener una mascota? Estas preparado para que el perro te muerda los zapatos, los gatos te arañen el sofá, que el hámster se pierda por casa… problemas de salud que les puedan surgir. Todos estos problemas tienen solución, aunque se sufren los malos comportamientos se solucionan dedicando tiempo a la mascota desde que llega a nuestras vidas y educándola, otras veces necesitamos un educador, otro gasto económico en el que pensar, los problemas de salud con una visita al veterinario… Antes de pensar en una mascota, sabemos si donde vivimos las admiten, algunas comunidades de vecinos tienen restricciones o normas en lo que se refiere a las mascotas.
5. Que vas hacer cuando tengas que viajar? La mascota no se puede quedar en casa sola, sigue teniendo las mismas necesidades aunque tú marches. Tienes que buscar alguien que lo cuide, una residencia donde lo cuiden o un hotel que admita animales y llevarlo contigo.
Tienes que pensar en algo muy importante, las mascotas no viven solo unos meses o un año, sino que es un compromiso de responsabilidad de todos los años que viva la mascota.
Todas estas cuestiones son algunas de las que debemos de hacernos antes de tener una mascota, y ahora que llega la navidad, momento en el que más mascotas se incorporan a las familias, es cuando más presente tenemos que tener que una mascota no es un juguete, es una responsabilidad.
Recuerda, si eres consciente de todo ello, que en las protectoras de animales tienes perros y gatos que buscan una familia, ve a ellas, donde te ayudaran a escoger a la mascota que más se adapta a tu estilo de vida, que sea mas grande o pequeño, más activo o sedentario…. En las protectoras, como la Asociación Protectora de Animales San Andrés puedes ir a visitar a las mascotas que esperan un hogar, jugar con ellos o pasearlos y si te enamoras de uno de ellos (lo normal es que te enamores de todos), da igual que sea un cachorro o un perro ya adulto, todos te darán su cariño, en las protectoras te ayudaran, con todo lo que necesites.


0 comentarios

Contestar

Dejar comentario