0 259

La Obesidad en Perros y Gatos


La obesidad es un problema médico que no solo afecta a las personas, sino que también lo sufren nuestras mascotas, consiste en un exceso de peso que puede llegar a afectar gravemente a la calidad de vida de nuestros perros o gatos, ya que conlleva la aparición de enfermedades.

1. ¿Que es la obesidad?
No solo la comida rica en grasas y el sedentarismo puede conllevar a nuestra mascota a la obesidad, hay una serie de factores que puede predisponer a ello.
a) Hay razas mas propensas a genéticamente a la obesidad. En el caso de los perros: retrievers, beagle, pekines, rottweiler basset hound, cócker spaniel, teckel , collie, caniche, pastor alemán y terrier. Y en el caso de los gatos: Maine Coon, Bosque de Noruega, Neva Masquerade y Cornish Rex.
b) Los perros y gatos esterilizados tienen más probabilidades de ser obesos.
c) Debido a medicamentos (como los corticoides o progesterona) o enfermedades (como el hipotiroideo o el estrés).
D) Por la edad, cuando nuestros perros son cachorros son más hiperactivos y gastan los excesos de grasa que consumen, pero a medida que van envejeciendo su actividad es menor, por lo que el consumo de grasa se reduce y si siguen consumiendo la misma cantidad les produce la obesidad.

2. Detectar la obesidad.
Para saber si nuestro perro o gato son obesos o de complexión ancha. Podemos identificar el sobrepeso, si al tocar el tórax no podemos identificar ni contar las costillas, si es más grande de lo normal para su raza. Y tienen grasa acumulada en la base de la cola y el área lumbar. Si su abdomen es tan ancho como su pecho.
Si esta mas cansado, juega menos y le cuesta desplazarse. Si no puede dejar de comer.
Ante cualquier duda sobre si nuestro perro o gato tiene sobrepeso lo mejor es consultar con nuestro veterinario.

3. Que puede producir la obesidad.
La obesidad no solo conlleva que nuestro perro o gato este mas gordo, con menos energía sino que a largo plazo les conlleva a complicaciones de salud que le puede llegar a producir.
• Trastornos importantes de locomoción.
• Dificultades cardio-pulmonares.
• Afecciones digestivas.
• Patologías de las funciones reproductoras.
• Predisposición a la diabetes.
• Aumento de los riesgos quirúrgicos, en caso de necesitar una operación. Reducción de resistencia a infecciones…
• Trastornos cutáneos.
• Problemas visuales.


0 comentarios

Contestar

Dejar comentario