0 243

Golpe de calor


Llegado el buen tiempo, primavera y verano, nuestras mascotas comienzan a disfrutar del buen tiempo, pero es el momento, en el cual debemos tener mas cuidado con el calor excesivo. Es importante prevenir un golpe de calor, saber interpretar los síntomas, que medidas debemos de tomar y que cosas no debemos de hacer.

1. Que es.
Se trata de una subida de temperatura interna en el cuerpo de nuestro perro o gato, que puede resultar mortal. Solo 10 minutos dentro de un coche pueden producir la muerte a nuestra mascota.
Debemos tener en cuenta que nuestras macotas no tienen la capacidad de regular su temperatura corporal, como nosotros, ya que no tienen glándulas sudoríparas repartidas por el cuerpo, en el caso de los perros el jadeo o el sudor que expulsan por las almohadillas de los pies, les sirve para regular la temperatura y en el caso de los gatos para poder regular su temperatura se lamen manteniendo el pelo liso.
Un golpe de calor puede resultar mortal, debido a que acaba con las reservas de azucares y sales del cuerpo de nuestra mascota.
Los golpes de calor, no solo se producen por el calor externo, sino que pueden producirse por el generado al hacer ejercicio, ya que esto produce un calor interno en nuestra mascota. Pero esta situación no conlleva no pasear, o no hacer ejercicio con nuestra mascota, sino que para ello deberemos de tomar unas medidas, que eviten estos problemas.
2. Síntomas.
Detectarlo en un primer momento, puede evitar daños permanentes en sus órganos internos. Para ello nos deberemos de fijar, en los siguientes síntomas:
\n• Su temperatura corporal está por encima de los 42ºC

\n• Jadeo excesivo y/o ruidoso

\n• Vómitos

\n• Mucha sed

\n• Encías pálidas y lengua de rojo brillante

\n• Saliva abundante

\n• Ritmo cardiaco elevado

\n• Se tambalea

\n• Temblores musculares

\n• No quiere moverse


3. Como actuar.
La mejor forma de actuar, en caso de que observes alguno de estos síntomas, es siempre acudir al veterinario. En caso de que no fuera posible, debemos intentar bajar la temperatura corporal, para ello podemos refrescarlo con agua no muy fría. Darles de beber agua de forma regular para evitar que se deshidrate o proporcionales cubitos de hielo, para que los chupen.
Humedecerlo en las zonas de cuello y cabeza con paños mojados o pulverizar agua, que no esté muy fría. Ponerle cubitos de hielo en el puente de la nariz, ingles y axilas. Humedecer la boca. Si su respiración ya es normal colocarlo sobre una toalla húmeda. Recuerda que todas estas medidas son para actuar mientras llevamos a nuestro perro al veterinario, ya que la mejor medida a tomar es esa, recuerda todas las medidas que has llevado a cabo, para poder explicar se lo al veterinario, que ocurrió y que hiciste hasta llegar a la consulta.
4. Cosas que no hay que hacer.
Nunca debemos de envolver a nuestra mascota en toallas, ya que solo conseguiremos subir su temperatura. El agua para refrescarlos debe ser fría, pero nunca helada, ya que le podríamos dañar el cerebro. Si su temperatura baja de los 42ºC, no continuar bajando la temperatura, ya que podría conllevar una hipotermia.
5. Prevención.
Es toma ciertas medidas, de lo más normales. Dar de beber agua regularmente en pequeñas cantidades. NO dejar al gato o perro en el coche o en una habitación sin ventilación. Salir a pasear cuando no hace mucho calor, evitar hacer mucho ejercicio. Proporcionarle un lugar con sombra, si vive en un jardín. Darles de comer a primera o última hora del día. Si viajamos con ellos llevar agua y toallas y si en los descansos ves que está muy acalorado, dejar que se tumbe encima de una toalla mojada. Si sales con ellos de paseo, que sea por zonas donde tengan sombras, evita al mediodía las plazas asfaltadas o de cemento. En el caso de perros mayores o cachorros, los días de mucho calor, cuando estén en casa, persianas bajadas y ventanas abiertas, mucha agua fría y una toalla fresca, es decir un poco húmeda, donde tumbarse.
En caso de dudas, o de observar síntomas, de necesitar más consejos, siempre os recomendamos que consultéis a vuestro veterinario, él sabrá aconsejaros lo mejor para vuestra mascota.


0 comentarios

Contestar

Dejar comentario