0 297

Cuidados de los perros de caza


Para mantener a nuestros perros de caza en buenas condiciones tanto físicas como mentales, hay que cuidar su alimentación, su salud y su estado físico.


Para la salud de nuestro perro es muy importante tener todas las vacunas al día tanto la vacuna contra la rabia como las vacunas contra enfermedades infeccionas como son el moquillo, la hepatitis y la parvovirosis. Así como la desparasitación interna. Ante cualquier malestar o inicio de malestar de nuestro perro siempre es aconsejable ponerse en contacto con el veterinario.
Otro punto importante en los cuidados de nuestros perros de caza es su alimentación. Durante las épocas en las que no va de caza, es aconsejable cambiar el pienso por el de mantenimiento e ir reduciendo la cantidad hasta la adecuada para el ejercicio físico que va a realizar, que será menor que en época de caza.
Hoy en día hay piensos destinados específicamente para unas características especificas y en todos nos figuran la cantidad adecuada para el perro en función de su peso, talla y ejercicio a realizar, por lo que no hay posibilidades de equivocarse en la cantidad adecuada.
Ya sea el época de caza o no, hay que recordar que los dulces o premios no son alimentos de los que se pueda abusar en la dieta de los perros, es bueno dárselo como lo que es un premio por una acción bien realizada por el perro.
En el caso de que el perro se encuentre en época de caza podemos de tener en cuenta una serie de recomendaciones para esos días. No alimentar al perro en la mañana en la que va de caza, sino el día anterior. Durante la caza si el perro necesita comer darle algo alto en grasas y unos 15 minutos antes de volver a cazar. Hay que tener cuidado de evitar que el perro se empache antes de la cacería y sobre todo, después de la misma.La hidratación del perro es algo muy importante, debe de contar con agua fresca a intervalos frecuentes.
Cuando nuestro perro no está en época de caza hay que mantenerle una actividad física y regulara para mantener o desarrollar el sistema musculo-esquelético, desarrollar su sistema cardiovascular y el sistema respiratorio y así evitar la aparición de traumatismos en la época de caza en la que realiza ejercicio físico mas intenso. No solo es importante para su salud física, sino para su estado anímico.
Es importante para el perro, por lo menos una vez a la semana realizar ejercicios de adiestramiento para reforzar su obediencia.
Para saber si nuestro perro de caza tienen algún problema nos fijaremos en si tienen un comportamiento inusual, ladridos o jadeos excesivos, temblores o miedos, inquietud, conducta destructiva, apatía o pereza, postura abatida, diarreas y pérdida de peso.
Dependiendo de la época de caza, se deberán de tener en cuenta una serie de cuidados. No es recomendable cazar cuando las temperaturas con mas altas en épocas de mucho calor, suelen ser las horas del mediodía. Si la caza se realiza en un terreno muy seco, y son los primeros días, hay que tener cuidado con las patas del animal, en concreto con sus almohadillas, ya que son las que mas sufre, es importante aplicar un protector, como puede ser untarlas de alcohol yodado. En el caso de ir por un campo con muchas espigas tener especial atención con los ojos y orejas. Si el perro se frota el ojo, es recomendable examinarlo, extraer el objeto extraño y lavar con agua hervida con sal, si el perro sigue molesto acudir al veterinario.
Pueden sufrir picaduras de insectos o serpientes, y el lugar mas común para que le suceda esto es la boca, si notamos que el perro se muestra molesto, intenta rascarse con las patas la boca o babea en abundancia, intentar aliviar al perro con un antihistamínico o una solución de bicarbonato. En el caso de que sea una abeja se deberá de eliminar el abejón. En caso de que no se solucione el problema lo recomendable es acudir al veterinario y si es por una serpiente de urgencia.


0 comentarios

Contestar

Dejar comentario