0 220

Deshidrataciòn en gatos


Tu gato puede deshidratarse, esto puede suceder porque su cuerpo tiene carencia de agua y de minerales. El 80% del cuerpo de nuestro gato es agua, por eso es tan esencial para ellos. La ingesta de agua que le permite regular su temperatura corporal.
Al igual que nosotros, nuestros gatos pueden pasar un día sin comer, pero sin agua no pueden. La cantidad de agua que necesiten dependerá de factores ambientales, de la actividad que realice o de la comida que le pongamos.
La deshidrataciòn en los gatos les puede conllevar a problemas grabes de salud e incluso la muerte. En el caso de que nuestro gato presente síntomas de deshidrataciòn es muy importante que le llevemos inmediatamente al veterinario.


Causas de la deshidrataciòn
La deshidrataciòn viene porque el gato no toma los niveles necesarios de flujos, esto puede provenir que este enfermo, con diarrea o vòmitos, fiebre o pérdida de sangre, con diabetes o insuficiencia renal, porque sufre un golpe de calor, o simplemente no dispone de agua. Ten en cuenta que si tu gata esta criando necesitara más líquidos, ya que tiene más posibilidades de deshidratarse.
Síntomas
Los síntomas, en los que debemos de fijarnos, para saber si nuestro gato sufre deshidrataciòn son los siguientes:
Ojos hundidos
Letargo
Pérdida del apetito
Sequedad en la boca
Depresiòn
Frecuencia cardíaca elevada
Disminuciòn de la elasticidad de la piel
Jadeo
Los síntomas de deshidrataciòn en los gatos se pueden clasificar de diferentes formas, deshidrataciòn leve hasta el 5 %, moderada del 5 al 10 % y severa del 10 % o superior.
Una de las pruebas que podemos hacer para saber si nuestro gato esta deshidratado, es la de la elasticidad en su piel. Levantamos la piel de sus hombros, detrás del cuello y la soltamos rápidamente, si la piel vuelve a su estado natural de forma normal, no hay de que preocuparse, pero si se queda con la forma de la mano o no se acomoda el gato esta deshidratado.
Otra forma de comprobar si nuestro gato esta deshidratado es comprobar si sus encías estas secas, pegajosas o viscosas, al tacto con nuestro dedo, esta comprobaciòn debe de ser rápida ya que en cuanto levantes el labio superior, estas quedan expuestas al aire, lo que provocara que se seque.
Ten presente que todas estas pruebas que te indicamos, son pruebas como se dice caseras y que no te van a decir la cantidad de deshidrataciòn que presenta, ni porque sucede, incluso puede que el resultado no te deje muy convencido, por eso ante cualquier duda, la mejor opciòn es acudir a tu veterinario.
Que hacer
En caso de que nuestro gato sufra deshidrataciòn, aunque no estemos seguros, la medida a tomar siempre debe de ser la de acudir a nuestro veterinario, ya que solo ellos pueden comprobar si es correcto que sufre deshidrataciòn, hacer las pruebas para comprobar si no es resultado de otra enfermedad y poner el tratamiento adecuado para controlar la situaciòn.
Lo que si podemos es llevar a cabo acciones para prevenir que se produzca la deshidrataciòn
Tener siempre agua fría y limpia, hay que limpiar los platos de comida y agua para que no creen bacterias. Y cambiar el agua cada poco para que el gato no tenga que buscar el agua en otros sitios.
Si aun así tu gato es reticente a beber del cuenco donde tiene el agua, puedes acudir a las tiendas para mascotas donde te aconsejarán sobre los diferentes tipos de cuencos o incluso de fuentes de agua fresca…


0 comentarios

Contestar

Dejar comentario