0 29

Alergias en Perros


 

En estas épocas del año, en las que mas personas sufren los efectos de sus alergias, vamos a tratar las alergias de nuestros perros, porque si, ellos también las pueden sufrir. Entendemos por alergia la reacción inadecuada y exagerada del sistema inmunológico ante una sustancia, que es alérgeno, que normalmente no causa daño.

Los síntomas que sufrirá tu perro, son distintas a las tuyas, pero fijo que la molestia que les ocasiona, en eso seréis totalmente iguales.

Causas de alergias


Aunque nuestros perros pueden ser alérgicos a muchas cosas, las causas más comunes que puedan tener son:

1. Dérmicas, cuando nuestro perro ha tenido en contacto algo que le genera una reacción en su cuerpo, como por ejemplo el collar antipulgas, el champú…

2. Alimentarias, algunas sustancias que forman parte de la alimentación de nuestro perro, que le produce una reacción hipersensible. Aquí colocamos también aquellas plantas que son toxicas para ellos.

3. Atópicas, porque nuestro perro este inhalando el alérgeno, es decir, que lo respira u olfatea, por ejemplo polen, polvo…

4. Otras, como son las que les producen las picaduras de insectos, como las más comunes que se producen por la saliva de las pulgas o garrapatas. No debemos olvidar el factor genético, que hace que algunas razas muestren cierta predisposición a sufrir alergia.


Síntomas de las alergias



Los síntomas se pueden presentar puntualmente o sistémicamente. Dependiendo del tipo de alergia, los síntomas serán diferentes.


Irritación o enrojecimiento de la piel, especialmente entre los dedos y almohadillas de las patas, así como en la parte interna de las orejas.
Sarpullidos, erupciones cutáneas y llagas, especialmente abdomen, patas y orejas.
Inflamación, son pequeños o grandes bultos en el cuerpo.
Sacudidas y/o estornudos.
Vómitos y diarreas.
Caída del pelo.
Ojos inflamados o enrojecidos.

Lo recomendable es acudir al veterinario, si observamos algunos de estos síntomas. Sin embargo es bueno saber que en los casos de alergias atópicas, y tal y como ocurre con los humanos, es difícil controlar la situación pues lo que motiva la reacción podría estar en cualquier parte. En el caso de los alimentos, hay que detectarlo y eliminarlo por completo de la dieta. Los casos de pulgas, son siempre los más sencillos de tratar, pues basta con eliminar el parásito para conseguirlo, para ello un collar, una pipeta un champú…
En cualquiera de los casos que produzcan los síntomas a tu perro, acude a tu veterinario, te ayudara con un tratamiento y/o consejos para que tu mascota se encuentre mejor.


0 comentarios

Contestar

Dejar comentario